English Version Mailinglist Facebook Twitter YouTube Soundcloud Bandcamp
Sello Discográfico Tienda Online Portal
Noticias
Nosotros
Contacto
Ediciones
Bandas
Xtreem Cult Series
Futuros Lanzamientos
Media
mp3's
Merchandise
Precios de Distribución
Distribuidores
xtreem music youtube
xtreem music soundcloud
xtreem music bandcamp
xtreem music facebook
xtreem music twitter
xtreem musicediciones xtreem music
AZOOMA - A Hymn of the Vicious Monster
Banda:   AZOOMA
Título: A Hymn of the Vicious Monster
CAT. #: XM 150 MCD
Formato: MCD [34:07]
Estilo: Death Metal
Edición: 06.2014
comprar
Temas:
1. Preface (Intro)
2. Self-Inflected
3. Eridanus Supervoid
4. Encapsulated Delusion
5. Gyrocompass
6. Appendix (Outro)
Comentario:
1er mini CD (6 temas/34 min.) de esta impresionante banda de Irán que practica un Death Metal de grandísima calidad con una depurada técnica donde se mezclan brutalidad y excelentes melodías con influencias en plan NILE, CARCASS, DEATH, GORGUTS, MORBID ANGEL...
Rage Reviews Webzine (arg) 03.07.2014
Esta banda oriunda de ¡Irán! ha sacado un MCD que será sin dudas una de las sorpresas más gratas de este año, y espero no pase inadvertido entre los fans. Xtreemmusic tuvo un ojo clínico al contratar este cuarteto. A los hechos vamos: treinta y cuatro minutos con lujos de todo tipo. Una intro ("Preface"), un outro ("Appendix") más cinco temas excelentes tanto en lo compositivo como en su ejecución. La parte técnica prevalece un tanto más por sobre la brutalidad sin renunciar a ella en absoluto. Da la impresión de estar escuchando a Cynic/ Carcass/ Death/ Gorguts/ Incantation juntos en un sólo track. Por momentos la balanza se inclina más al death metal visceral ("Eridanus Supervoid") lo cual no significa que dejen de lado los arreglos o la estructuración del tema. Los riffs del guitarrista Ahmad Tokallou dirigen el curso de cada tema mostrando todo tipo de texturas a medida que transcurren los mismos. "Gyrocompass" con sus más de diez minutos es el pico de elaboración al que llegan, alternando voces limpia con growls (A cargo de Shahin Vaqfipour) floreandose entre la furia y el buen gusto de la composición. Gratísima sorpresa y de obligatoría escucha si sos fan de las bandas enumeradas anteriormente.
Martín Gasa [8.5/10]
Metal Gods TV (uk) 30.06.2014
Hailing from Iran,Azooma have been making a serious name for themselves in the underground metal scene of Mashhad the past 10 years or so,influences include old school death metal acts such as Cannibal Corpse and Morbid Angel with a nod towards the progressive/tech side.

This 6 track EP is their first with Spainish label Xtreem Music kicks off with brutal instrumaental opener ‘Preface’ and gets you ready of what to come from the rest of the EP,the whole band certainly know what’s what when playing,then it’s boom and straight into ‘Chapter 1 – Self Inflicted with the 2 Shariat brothers launching a vicious assault on the eardrums,’Chapter 2 – Eridanus Supervoid’ and ‘Chapter 3 – Encapsulated Delusion’ are more of the same and for me the stand out tracks on the EP,hard to pick from the 2,guitarist Tokallou pulling some unbelievable riffs and solos from his 6 string,totally scarred my brain.

‘Chapter 4 – Gyrocompass’ sees the band playing with such ferocity,vocalist Vaqfipour pulling off some truly guttural roars,’Appendix’ had me tapping my feet in time with the double bass beat blasts coming from Saeeds drum kit,death metal with a groove.

My first time of listening to this band,won’t be my last,very impressed by them,if you like you death metal with that progressive/tech side to it then you’ll be hard pressed to find a band better,catch them live as I will be doing first chance I get.
Cliff Scowen [8/10]
Xtreem Music (spa) 16.06.2014
Saturación. Es tal la avalancha de lanzamientos musicales surgidos diariamente, que digerir todo es imposible. El mundo gira tan rápido que no nos permite ser plenamente conscientes de todo lo que en él ocurre, jugando al despiste. Por eso mismo, por la necesidad de escoger y así poder nutrir a ese insaciable monstruo interno, nuestro oído es atraído como un imán hacia sonoridades intransferiblemente ganadoras. Es verdad que salen discos buenísimos, buenos, decentes… pero hasta algunos grandes “cumplen”, en ocasiones, con la pertinente decepción que ello implica (además de que genera un debate caliente en el que no vamos a entrar). Pues bien, dar con una banda que nos hace “click”, que además nos sorprende desde la nada por no tener referencias previas en su haber, y poder escuchar detenidamente, degustar y absorber su música, haciéndonos disfrutar como enanos… es un placer al que no se le pueden hacer ascos, un lujo que supera cualquier mediocridad, caiga quien caiga. Nuestro tiempo libre es soberano, y corta cabezas sin piedad.

En este caso tenemos la oportunidad de saborear un trabajo elaborado y refrescante, de esos que merecen (a juicio del que suscribe) la mejor de las atenciones: “A Hymn of the Vicious Monster”, el EP debut de los iraníes AZOOMA. El disco llega de la mano de Xtreem Music, sello que con esta jugada se apunta otro tanto importante, todo hay que decirlo. Estamos ante una potentísima banda, carente de prejuicios. De su poderoso núcleo mana un engendro Death Metal de trazas progresivas, cuya fórmula es bordeada por diferentes líneas y tendencias musicales, así como implementa elementos culturales y/o de raíz. Su música se transfiere mediante un resultado que consigue aunar lo variopinto en un solo ente, siendo imposible no reconocer algo: son un grupo diferente, de esos que abren nuevas brechas y quieren comerse el mundo. Pero no por ostentar nada, sino porque sus componentes desbordan talento y además lo plasman con una naturalidad visceral, desde un punto de vista más lejano de lo que pudiera parecer, a pesar de todo el acercamiento que la comunicación inmediata nos concede desde hace muchos años. Música realizada con el corazón, pero aplicando el raciocinio, la complejidad, la espontaneidad y la simpleza directa, a partes iguales. En definitiva, una visión del material de siempre, pero batida en diferente coctelera y presentada en un formato bastante personal.

Las influencias de AZOOMA recogen lo mejor de ciertas agrupaciones míticas, aunque su discurso se ve salpicado por elementos etno-tribales típicos en bandas que ejecutan música de civilizaciones (sin ser este un caso especialmente significativo), tanto en forma de introducciones o cierres de obra como a través del propio viaje que supone su música, mediante secciones concretas. Y creo que han logrado un equilibrio absolutamente natural. Sin abusar pero sin cortarse un pelo, implementan secciones de diversa índole, incluso ajenas al Death Metal, consiguiendo que la canción que estamos escuchando no pierda ni un gramo de sentido o interés, aplicando la técnica justa para cada momento y disipando cualquier duda ante posibles complejos. Aquí no hay tendencias, ni modas, ni obligaciones, pero sí una declaración de intenciones de orgullo latente. Para empezar, hay más música en las cuatro canciones de este EP que en muchos discos “larga duración” convencionales, tanto por el minutaje del compendio como por la propia propuesta musical. Sumémosle “Prefacio” y “Apéndice”. De momento, esto ya es mucho.

La portada está realizada por Shahriyar Shervin, resultando absolutamente magnífica y atractiva, aunque todo el diseño del CD pertenece a este artista gráfico. El logo de la banda encaja a la perfección, en posesión de una simetría inteligente y reforzando la escena. Lucha bicéfala dentro del embrión, mostrando nuestro lado oscuro, latente y patente. Pero la cosa no queda aquí, porque el resto del Artwork se compone de elementos, colores y conceptos muy llamativos (tan simples como gratamente sorprendentes), primando los diferentes diseños gráficos ante unos créditos fugaces pero concisos. La propia contraportada es una pasada, ofreciendo un gran contraste sobre el motivo principal, a través de otra visión del mismo concepto.

El trabajo ha sido mezclado y masterizado por el joven productor Eshan Imani, habiendo logrado un resultado curiosísimo. De hecho, al escucharlo a través de auriculares podemos percibir que los instrumentos están completamente separados entre sí, y a la vez actúan como un todo. Y este es uno de los trucos del disco, no cabe la menor duda: una mezcla que potencia las virtudes y la personalidad de cada instrumentista sin tapar a nadie. Las tareas vocales corren a cargo de Shahin Vaqfipour. Mantienen un tono gutural constante, fluctuando entre los tonos y timbres de la vieja escuela, con garra y energía. El bajo mantiene un predominio grandioso y equilibrado, como hacía mucho tiempo no había escuchado, mediante un sonido grave y con cuerpo, redondo, haciendo que no resulte estridente, por no hablar de la personalísima forma de tocar de Farid Shariat. El trabajo de guitarras esta realizado por Ahmad Tokallou, resultando variado y atronador, tanto en las estructuras rítmicas dobladas y complementadas como en otras más melódicas. Los solos son viscerales, dando la sensación de que están ejecutados “a la caída”, en su mayor parte. El propio músico se hace cargo de las vocales limpias de todo el trabajo. La batería se encuentra en un nivel de volumen perfecto, siendo ejecutada por Saeed Shariat. Su labor es muy destacada, y actúa como un mecanismo multiorgánico de precisión. Juntando todos estos factores, se conforma un trabajo moderno y fresco, no exento de poso añejo pero filtrado a través de numerosas tendencias en forma de llamativos pasajes, arreglos rítmicos y vocales, etc.

Todo el contenido parece estar hilado como una sola pieza, a través de seis canciones o capítulos que componen este viaje musical. El disco se inicia con “Preface”, una pieza corta con base de guitarra acústica y un leve colchón de teclas, discreto. El acorde predominante es el típico “suspendido” con novena menor adicional, tan utilizado en las sonoridades mediterráneas. Una guitarra eléctrica, sin distorsión y con los agudos algo cortados, se lamenta sobre el incisivo sonido de cuerdas rasgueadas, resultando una combinación funcional, diferente. Buena forma de cerrar y reabrir esta introducción, a través de un nuevo y escueto arreglo que desemboca en la siguiente pieza.

“Chapter I: Self-Inflected” nace cual ofidio, a través de una espiral sónica. Un tema convincente, con partes pegadizas e influencias del Metal progresivo, Metal melódico y música clásica, así como de bandas como GORGUTS, HYPOCRISY, ATHEIST o DEATH. El trabajo de base es demencial y orgánicamente preciso, aunque el bajo eléctrico destaca por su gran presencia, resultando casi imposible no dejarse llevar por su papel. No hay notas excesivamente agudas, no hay escalas espasmódicamente rápidas, no hay florituras gratuitas… solo es una serpiente de gran calibre que va reptando por todo el disco, con absoluta musicalidad. A veces, parece interactuar por su cuenta, realizando líneas adicionales que ofrecen un refuerzo sólido, difiriendo de las guitarras pero respetando los patrones rítmicos generales en todo momento. Posiblemente, la columna vertebral de esta música, y su estilo recuerda bastante a la onda del Thrash Metal técnico y progresivo, aunque la afinación en Si grave le confiere el toque Tech Death.

“Chapter II: Eridanus Supervoid” cambia de palo, en ondas tipo CARCASS o con partes rápidas al estilo INCANTATION que adoptan gran protagonismo, aunque siempre reforzados por la esencia ATHEIST casi imposible de obviar. En el momento 2:20, asistimos a un atípico y casi insólito efecto “Walking Bass”, realizado con escalas. Notas muy cortas y ligeramente acentuadas, estilo Jazz de los años 50/60, sobre los trémolos de la guitarra y los blast beats. Siguiendo la evolución del solo de guitarra y la base rítmica que lo sustenta creciente y armónicamente ascendente, percibimos una forma de tocar fresca y poco premeditada, en absoluto exenta de conocimiento y con un buen arreglo final, que produce un potente clímax. Sin embargo, descomprimen a través de una inesperada sección, extraña y experimental, en la que el solista explora nuevas ondas sobre en un estilo más fusionero y alternativo. Pero el verdadero límite llega cuando pasan a desarrollar una extraña parte de voces limpias en plan CYNIC, guitarras ambientales inclusive, cerrando el corte con secciones machaconas y sencillas. Cambios inesperados y más enrevesados, retoman una brutalidad visceral, soporte de las últimas estrofas.

“Chapter III: Encapsulated Desilusion” ofrece otro giro completo, acordes levemente disonantes tipo GORGUTS dan paso a un ritmo trepidante, con rápidos cambios y buenas instrumentaciones. Un tema que en su primera parte se muestra empecinado, y que de repente adquiere tintes abiertos y variados. Numerosos fraseos doblados entre guitarra y bajo, grooves, algunos breakdowns más “Metal” que Core… y una tímida sección etno-eléctrica en la que el baterista ofrece todo su despliegue. Hay que destacar el pedazo solo de guitarra que ofrece Mr. Tokallou, batalla pura en la búsqueda de las notas pero abrasando con seguridad, en su línea. Simplemente remarcar y destacar que no es el típico guitarrista de Death Metal, ni de Metal Progresivo, más bien parece un heavy/thrasher de tintes alternativos, que destila emoción con cada nota.

“Chapter IV: Gyrocompass” es una odisea de 10:36 minutos, en la que vuelven a sorprendernos con pasajes de índole electroacústica y voces limpias. Es un breve espejismo, pues la masacre aparece de repente, mediante cabalgadas, voces desenfrenadas, armonías tensas, patrones de tira y afloja, arreglos escalísticos y un ritmo endiabladamente desenfrenado. Uno de los temas emblema de este EP, que intercala la brutalidad y la técnica con aspectos ambientalmente progresivos tipo NEVERMORE o JEFF LOOMIS. Esta vez los ambientes exóticos pueden recordar a NILE, incluso a los discos de KARL SANDERS en solitario. Las bases percusivas y el aire arabesco de la armonía así lo indican, a pesar de que, probablemente, para AZOOMA sea algo absolutamente inherente en su propia sangre… y posiblemente bastante superfluo, comparado con las verdaderas herencias tradicionales de su país. La recta final se compone de hipnóticos motivos guitarrísticos sobre violentos pasajes blast. Un último solo de guitarra, con sus dos ambientes perfectamente diferenciados, nos invita a recibir las estrofas finales, mientras el bajo juguetea sin descanso.

Y esta aventura cierra sus puertas… “Appendix” es una reflexión final: aceradas cuerdas limpias, brillantes, sobre una base de percusión tribal y las fugaces frases realizadas con voz recitada. Pero lo mejor que puede pasar ahora es que se repita toda la reproducción y volvamos a empezar.

Se pueden aplicar más adjetivos positivos, incluso decir con muchísimo menos, o desgranar al completo… lo cierto es que es una propuesta complicada de definir, cuanto más se intenta acotar o catalogar, más podría a su vez alejarse de dichos términos, dado su sobrio eclecticismo congénito. Citar bandas a modo de influencia no es más que una guía que no resta un ápice de valor a este trabajo ni a sus autores. Pero si este es el adelanto ¿cómo será su primer larga duración? Aunque también cabe preguntarse si pulirán su propuesta en pro de despegarse de ciertas influencias. Pueden hacerlo, les sobra talento, y por pedir, que no quede. Y hay algo que también debe decirse bien alto: con su simple existencia, los guerreros AZOOMA, hijos de generaciones de la antigua Persia… rompen muchas normas. No son los únicos… pero aquí hablamos de un gran nivel y fuerte personalidad. Además, este lanzamiento supone un logro, ya que actúa como plataforma intercultural, algo no demasiado habitual en el ámbito del Metal Extremo. “A Hymn of the Vicious Monster” es un gran paso adelante en el intercambio entre Oriente Medio y Occidente. Enorme disco para disfrutar a tope. Y si es en formato físico, mejor que mejor. Aunque de momento, puedes darle caña aquí mismo y comprobarlo in situ…
Again Kill [9.5/10]
Volver al Catálogo
noticias
EMETH 29.7.2014
El tornado de Death Metal belga EMETH ha firmado un contrato con Xtreem Music para la edición de su próximo 4º álbum!! Estamos extremadamente orgullosos de tener la oportunidad de trabajar con una de...
LEER MAS
DYING OUT FLAME 23.7.2014
Sabes dónde está Nepal? Probablemente si. Hay alguna banda de Death Metal por allí? Desde luego que si. Alguna buena? JODER QUE SI!! Al menos hay una muy buena llamada DYING OUT FLAME y acaban de...
LEER MAS
CANKER 17.7.2014
La legendaria banda española de Death Metal CANKER, verán sus tres albums re-editados a través de Xtreem Music durante 2014/2015. Formados allá por 1990 bajo el nombre de POST MORTEM, pronto cambiaron...
LEER MAS
AVULSED 4.7.2014
Para conmemorar el 20 aniversario del EP debut de AVULSED "Carnivoracity", Xtreem Music re-editará esta ya legendaria grabación tanto en CD como en 12"LP así como una tirada limitada de...
LEER MAS
SOULSKINNER 27.6.2014
Tras un hiato de siete años, los mercaderes griegos del Death Metal SOULSKINNER han regresado y han firmado un contrato con Xtreem Music para la edición de su próximo 3er álbum el cual ya está grabado...
LEER MAS
COFFINBORN 20.6.2014
La nueva banda húngara de podrido Death Metal COFFINBORN, han firmado un contrato con Xtreem Music. Formados a finales de 2012 por miembros de bandas como GRAVECRUSHER (Disguster) y MÖRBID CARNAGE...
LEER MAS
NAILGUN MASSACRE 29.5.2014
Los Deathmetaleros holandeses y freaks el horror NAILGUN MASSACRE, han firmado un acuerdo con Xtreem Music para la edición de su próximo álbum que está siendo grabado actualmente en los Saw Sound...
LEER MAS
DEATH VOMIT 22.5.2014
Los chilenos DEATH VOMIT han terminado el proceso de grabación de su álbum debut que llevará por título "Gutted by Horrors", así como el diseño de la portada para el mismo.

Tras irrumpir en...
LEER MAS
STORMVOLD 16.5.2014
Los Death/Blackers españoles STORMVOLD han firmado un contrato con Xtreem Music. Esta banda, proveniente de las Islas Canarias, está liderada por Ebola, figura principal detrás de bandas como CRYFEMAL...
LEER MAS
AZOOMA 12.5.2014
La fecha de edición para el EP debut de la banda iraní de Death Metal AZOOMA ha sido fijada para el 15 de Junio a través de Xtreem Music y llevará por título "A Hymn of the Vicious Monster". La banda...
LEER MAS
información